En épocas de alergias los granos se pueden acentuar. Mi recomendación es una mascarilla casera a base de zumo de limón. Para hacerlo, se debe partir un limón por la mitad y exprimir un poco de zumo. Añadir media cucharada de azúcar y unas gotas de aceite. APLICAR en el rostro y retirar con agua tibia pasados cinco minutos.